martes, 15 de septiembre de 2009

¿Será Twitter la próxima plataforma de mensajería móvil corporativa?

Si bien el correo electrónico ha resultado ser la herramienta de mensajería por excelencia en el mercado corporativo, cuando nos desplazamos al terreno móvil, su dominio parece debilitarse frente a otras alternativas de comunicación pensadas específicamente para tal entorno.


Es verdad que el avance de RIM con BlackBerry, Apple con iPhone y otros proveedores de Smart Phones le han permitido al email salirse del escritorio para llegar a los móviles. Es cierto también que por sus características esenciales, el email no pareciera poder competir de igual a igual con sistemas de mensajería nativamente pensados para ser accedidos por dispositivos móviles. Pantallas pequeñas, diversidad de canales de comunicación y teclados limitados son algunas de las características intrínsecas de los equipos móviles. Características que no parecieran compatibilizarse fácilmente con las de nuestro querido correo electrónico.

¿Por qué? Con sus pequeñas pantallas y limitaciones de algunos modelos en cuanto su capacidad de interpretar correos formateados en HTML – un alto porcentaje de los que recibimos hoy en día – , la mayoría de las veces resulta difícil interpretar un correo desde un dispositivo móvil. Simplemente pensando en el completo encabezado con el que cuenta un correo electrónico, sin mencionar cuando llega acompañado de extensas firmas o textos referentes a la privacidad de sus contenidos o conservación del medio ambiente. ¿Imprimirlo? ¡Si apenas puedo leerlo!

El resultante de esta situación, es que la mayoría de las veces utilicemos el dispositivo móvil sólo como elemento de “monitoreo” de nuestros correos, postergando nuestra respuesta para cuando nos encontremos frente a nuestra PC y podamos así redactar un mensaje digno. Caso contrario, recibimos y enviamos respuestas del estilo “OK” en el 95% de las veces.

¿Qué pasa cuando intentamos utilizar el correo electrónico para una comunicación más escueta? ¿Quién no ha experimentado esa extraña sensación de recibir un “email SMS”?. Esos correos en los que solamente nos escriben en el “Sujeto” el mensaje a ser transmitido, sin pensar en que nuestra expectativa del servicio nos llevará con desazón a mirar el vacío cuerpo del mensaje.

Es en esos momentos en los que creo que una plataforma como twitter de microblogging podría ser una herramienta complementaria de gran utilidad para el ambiente corporativo. Sin encabezados extensos (de hecho, sin encabezados), sin firmas ni frases que ensucien el mensaje. Simplemente el mensaje en su pura expresión, y con la disponibilidad de canales y la agilidad que requiere el entorno móvil.

Por sus características, twitter una plataforma de microblogging podría presentarse como una interesante alternativa para complementar las comunicaciones móviles corporativas, aprovechando su limitación técnica (mensajes de hasta 140 caracteres) para quitar de sus usuarios la responsabilidad de incluir en sus mensajes protocolos innecesarios para éste tipo de comunicación interna.

Actualización del 20.09.2008: En La Nación del domingo apareció una nota sobre el uso de Twitter como herramienta de comunicación corporativa. Copio a continuación un breve extracto que me pareció interesante.
Algunas empresas, como Dell Outlet, ofrecen productos en Twitter, aunque corren el riesgo de que sus seguidores empiecen a verlo como spam; publican búsquedas de empleo; lo usan como un canal de atención al consumidor; hacen encuestas de calidad; establecen un vínculo con los clientes, o están atentos a cómo se habla de ellos en la red. Incluso, han incorporado una red social corporativa, muy parecida a Twitter, para mejorar las comunicaciones internas llamada Yammer.

jueves, 16 de abril de 2009

¡No al apagón analógico!

Y esta expresión de protesta no apunta a una señal de TV ni a un sistema de comunicaciones obsoleto.

Garr Reynolds, en su libro “Presentation Zen” dedica un capítulo entero al “planeamiento analógico” de las presentaciones. ¿Su recomendación? Apagar la PC, buscarte un lugar que te inspire y trabajar – con papel y lápiz – en el contenido.

Generalmente, quienes trabajamos en tecnología tendemos a buscar esa aplicación que nos simplifica cada una de nuestras tareas. Esto hace que por lo general trabajemos en la PC desde la concepción de la idea, permitiendo que – inconscientemente – los programas que utilizamos moldeen – sin pedirnos demasiado permiso – parte del proceso de desarrollo creativo de nuestra preciada idea, todavía en estado embrionario.

Es muy tentador sentarse frente a la computadora e intentar plasmar en un archivo de Word o Excel el contenido de una idea. Supongo que el impulso proviene de la sensación de lograr que quede plasmada rápidamente en un formato conocido, editable y distribuible. Quizás pensando que cuanto antes lo hagamos, mayor será nuestra productividad.

¿Dónde quedan entonces los colores y texturas diferentes de nuestras ideas? ¿Perdidas en el proceso de “digitalización”? Probablemente.

El lápiz y el papel tienen algo que esta más relacionado con el concepto de la idea, con el hilo de la historia, con la capacidad de mezclar imágenes, textos y garabatos prácticamente sin límites.

Es por eso que en este POST quiero reivindicar al uso de nuestro viejo cuaderno anotador como herramienta básica para acompañar el proceso de gestación de ideas, hasta el momento en que se encuentran lo suficientemente desarrolladas como para soportar el “proceso de digitalización”.

Ahora bien, esta negativa al apagón analógico no tiene como objetivo eclipsar a la etapa digital de la idea, sino simplemente mantenernos alertas para evitar que una tome espacio sobre la otra.

Transcribo a continuación una frase de Steve Jobs que siento que expresa de manera excelente lo que las computadoras deberían significar como parte de nuestro proceso creativo.
La bicicleta es un medio de transporte fascinante, que amplifica el esfuerzo de desplazamiento, logrando que el ser humano consiga ser muy eficiente en su desplazamiento. Esa misma funcionalidad deberíamos conseguir con el uso de la tecnología, utilizarla para amplificar nuestras posibilidades sin permitirle que acote nuestra creatividad.

sábado, 21 de febrero de 2009

Operadores Móviles Virtuales y aplicaciones SIM

Los Operadores Móviles Virtuales (OMV ó MVNO en inglés) son empresas que – sin contar con infraestructura de red propia - prestan servicios de telecomunicaciones móviles, rentando infraestructura a Operadores convencionales. En algunos casos, y para ampliar su zona de cobertura, estos operadores virtuales rentan infraestructura de red a más de un operador “real”. Así, con una marca conocida en el mercado (como es el caso de Disney) puede lanzarse un MVNO (Disney Mobile) sustentado por la fuerza de la marca y la abundancia de sus contenidos enfocados en un segmento específico de clientes.

Un caso muy interesante es el de Blyk. Este Operador virtual del Reino Unido nació con un modelo de negocio distinto al de la mayoría. Blyk comenzó ofreciendo minutos de voz y paquetes de SMS sin costo a sus suscriptores (jóvenes de 16 a 24 años) a cambio de que acepten participar en encuestas y recibir publicidad. Así, la empresa se financiaba a través de la venta de publicidad a su base de suscriptores. Hace muy poco, y en línea a los reclamos de sus usuarios en cuanto a la administración de su crédito, Blyk parece haber migrado a un modelo de negocio mixto, en donde el usuario consigue una parte de su crédito de manera gratuita (a cambio de participar en campañas de Mobile Marketing) y otra a un precio promocional.

Pero para que ésta propuesta tenga valor para las marcas, Blyk debe contar con una base de “Profiling” y “Opt-In/Out” que asegure a las marcas que sus promociones y encuestas serán enviadas a personas interesadas en recibirlas. Para lograrlo, la empresa entrega un riguroso formulario a cada joven que desee aplicar para recibir una suscripción, en donde le deja saber a Blyk acerca de sus gustos e intereses.

De esta manera, Blyk ofrece a sus usuarios minutos de voz y mensajes gratuitos, y a las marcas la posibilidad de establecer una relación interactiva o de “conversación” con sus actuales (y potenciales) clientes.


Siendo que muchos de los MVNO no subvencionan terminales (especialmente para prepago), prácticamente toda su “infraestructura” está centrada en la tarjeta SIM, la que generalmente utilizan para promocionar sus servicios, “brandeándola” de manera muy llamativa, como simyo en España.

Esta característica de los MVNO genera una interesante oportunidad para el desarrollo de aplicaciones basadas en SIM, con implementaciones que van desde tareas “Administrativas” – como la activación de las suscripciones de manera remota y dependiente del Operador “real” al cual correspondan (OTA), la detección y el aprovisionamiento de los parámetros de los terminales (Device Management) – hasta la gestión de los Servicios de Valor Agregado – como oferta de contenidos a través de SIM Browsing o pre-cargados en tarjetas con capacidades Multimedia -.

Retomando el caso de Blyk, todas sus características más valiosas (Profiling + Opt-In/Out) están ligadas a la suscripción - materializada por la tarjeta SIM – como elemento de identificación de los gustos e intereses de cada uno de sus suscriptores. Resulta entonces natural pensar que si bien éste Operador Virtual ya se encuentra realizando acciones interactivas con soporte SMS (encuestas para marcas y promociones), otra podría ser la experiencia de usuario (y probablemente la taza de respuesta) si se explotara todo el potencial de la tarjeta SIM como plataforma de ejecución de aplicaciones Java. Así, mediante un APPLET Java instalado en cada tarjeta SIM, Blyk (y en general, cualquier MVNO) podría ofrecerle a toda su base de suscriptores una manera simple, segura e inmediata de participar en encuestas y todo tipo de aplicaciones interactivas.

lunes, 5 de enero de 2009

La Revolución twitter

Pasaron las fiestas de Navidad y Año Nuevo, y con ellas pasó un nuevo pico de tráfico de mensajería (e-mail, SMS y mensajes enviados a través de Redes Sociales) fruto de nuestro intercambio de saludos y augurios de felicidad y prosperidad para este 2009 que comienza.

Como cada año (desde que se lanzó el servicio GSM en la Argentina) recibo un número creciente de mensajes SMS para estas fechas (incluyendo otras como el día del amigo o cumpleaños). Hasta aquí, el efecto natural de un servicio en crecimiento acompañado por la expansión de nuestra red de contactos personal y profesional, pero que de todas maneras me lleva a presentar el siguiente planteo:
  1. Todos La mayoría de las personas que me envían un SMS para saludarme tienen mi dirección de correo electrónico.
  2. Enviar un correo electrónico (o un mensaje vía una Red Social) no representa ningún costo. Enviar un SMS, sí tiene un costo asociado, que multiplicado por el número de personas a las que saludamos – por ejemplo en las fiestas de fin de año – puede resultar en un monto considerable.
La primera conclusión que la mayoría sacamos cuando pensamos que medio utilizar para enviar nuestros mensajes, es que si bien enviar un SMS tiene un costo asociado, también tiene una serie de ventajas sobre su competidor el correo electrónico (y su primo los mensajes enviados por medio de las Redes Sociales), a saber:
  1. Movilidad: Podemos enviar el mensaje en cualquier lugar y momento, aprovechando esos tiempos muertos que muchas veces aparecen cuando esperamos que nos atiendan en un local, mientras viajamos o cuando apuramos el último café del día en el bar de la esquina. (Sí, con un Blackberry también podemos, pero su penetración es todavía baja comparada con terminales de media y baja gama).
  2. Lectura asegurada: Hoy en día, las personas prefieren olvidar sus llaves al salir de su casa que dejar su teléfono móvil, por lo que enviando un SMS nos aseguramos que nuestro(s) destinatario(s) leerán el mensaje.
  3. Instantaneidad: Derivado del punto anterior, generalmente estamos pendientes de todo lo que llega a nuestro teléfono móvil, por lo cual sabemos que al enviar un SMS, su lectura será prácticamente inmediata, razón que nos tienta a enviar nuestros saludos 5 minutos antes que se cumplan las 0:00 horas del 1 de enero, y así colaborar en la congestión de las saturadas redes de los Operadores Móviles.
Pero todo lo anterior no tendría valor si no se cumpliera una condición necesaria para el éxito del SMS como elemento de transporte de nuestros mensajes, y es que definitivamente 140 caracteres nos alcanzan para transmitir una idea, un saludo… un mensaje.

Y ese es justamente el espíritu de twitter.

Con una simple pregunta “¿Que estás haciendo?”, el servicio se posiciona como una de las nuevas herramientas de comunicación en Internet que no se limita a interactuar con sus usuarios a través de una PC, sino que a través de su poderoso API, abre toda su funcionalidad a cuanto servicio quiera integrarse a él. Desde aplicaciones de escritorio, plugins para Browsers Web, hasta aplicaciones para teléfonos móviles (hay una muy buena para iPhone), ofreciendo además la posibilidad de interactuar con el servicio vía SMS, logrando de esta manera una masividad total sobre el parque de teléfonos GSM.

Twitter, como servicio de microblogging, les permite a sus usuarios generar contenidos sin el nivel de compromiso que implica el mantenimiento de un Blog. Así, sus usuarios interactúan con su red de contactos de una manera rápida, masiva, instantánea y por medio de múltiples interfaces.

El objetivo de twitter no es desarrollar una idea, sino transmitir un mensaje. De 140 caracteres.