martes, 15 de septiembre de 2009

¿Será Twitter la próxima plataforma de mensajería móvil corporativa?

Si bien el correo electrónico ha resultado ser la herramienta de mensajería por excelencia en el mercado corporativo, cuando nos desplazamos al terreno móvil, su dominio parece debilitarse frente a otras alternativas de comunicación pensadas específicamente para tal entorno.


Es verdad que el avance de RIM con BlackBerry, Apple con iPhone y otros proveedores de Smart Phones le han permitido al email salirse del escritorio para llegar a los móviles. Es cierto también que por sus características esenciales, el email no pareciera poder competir de igual a igual con sistemas de mensajería nativamente pensados para ser accedidos por dispositivos móviles. Pantallas pequeñas, diversidad de canales de comunicación y teclados limitados son algunas de las características intrínsecas de los equipos móviles. Características que no parecieran compatibilizarse fácilmente con las de nuestro querido correo electrónico.

¿Por qué? Con sus pequeñas pantallas y limitaciones de algunos modelos en cuanto su capacidad de interpretar correos formateados en HTML – un alto porcentaje de los que recibimos hoy en día – , la mayoría de las veces resulta difícil interpretar un correo desde un dispositivo móvil. Simplemente pensando en el completo encabezado con el que cuenta un correo electrónico, sin mencionar cuando llega acompañado de extensas firmas o textos referentes a la privacidad de sus contenidos o conservación del medio ambiente. ¿Imprimirlo? ¡Si apenas puedo leerlo!

El resultante de esta situación, es que la mayoría de las veces utilicemos el dispositivo móvil sólo como elemento de “monitoreo” de nuestros correos, postergando nuestra respuesta para cuando nos encontremos frente a nuestra PC y podamos así redactar un mensaje digno. Caso contrario, recibimos y enviamos respuestas del estilo “OK” en el 95% de las veces.

¿Qué pasa cuando intentamos utilizar el correo electrónico para una comunicación más escueta? ¿Quién no ha experimentado esa extraña sensación de recibir un “email SMS”?. Esos correos en los que solamente nos escriben en el “Sujeto” el mensaje a ser transmitido, sin pensar en que nuestra expectativa del servicio nos llevará con desazón a mirar el vacío cuerpo del mensaje.

Es en esos momentos en los que creo que una plataforma como twitter de microblogging podría ser una herramienta complementaria de gran utilidad para el ambiente corporativo. Sin encabezados extensos (de hecho, sin encabezados), sin firmas ni frases que ensucien el mensaje. Simplemente el mensaje en su pura expresión, y con la disponibilidad de canales y la agilidad que requiere el entorno móvil.

Por sus características, twitter una plataforma de microblogging podría presentarse como una interesante alternativa para complementar las comunicaciones móviles corporativas, aprovechando su limitación técnica (mensajes de hasta 140 caracteres) para quitar de sus usuarios la responsabilidad de incluir en sus mensajes protocolos innecesarios para éste tipo de comunicación interna.

Actualización del 20.09.2008: En La Nación del domingo apareció una nota sobre el uso de Twitter como herramienta de comunicación corporativa. Copio a continuación un breve extracto que me pareció interesante.
Algunas empresas, como Dell Outlet, ofrecen productos en Twitter, aunque corren el riesgo de que sus seguidores empiecen a verlo como spam; publican búsquedas de empleo; lo usan como un canal de atención al consumidor; hacen encuestas de calidad; establecen un vínculo con los clientes, o están atentos a cómo se habla de ellos en la red. Incluso, han incorporado una red social corporativa, muy parecida a Twitter, para mejorar las comunicaciones internas llamada Yammer.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario