lunes, 28 de febrero de 2011

Mobile Advertising: ¿Por qué aún no despegó?

Interesante post de Andrew Grill, en donde plantea su hipótesis acerca del motivo por el cual aún no ha despegado el mercado del Mobile Advertising.

MOBILE ADVERTISING’S SUCCESS LIES ON THE SECOND SCREEN NOT THE MAIN SCREEN
So – my one piece of advice for the entire advertising industry – don’t mess with the main screen, and the consumer may let you onto their second screen – this is where the money may lie. – Andrew Grill, LONDON CALLING
Documento relacionado: Addicted to connectivity. Perspectives on the global mobile consumer (PDF de Delloite)

jueves, 17 de febrero de 2011

QR-Code: Tarjeta de embarque móvil en Madrid

En el aeropuerto de Madrid, ya se puede presentar la tarjeta de embarque por medio de un código QR en la pantalla de tu teléfono móvil. Todas las puertas están equipadas con lectores, sobre los cuales los pasajeros que hayan descargado su código QR (un 10% en mi vuelo Madrid – Barcelona), simplemente apoyan las pantallas de sus móviles, para que el sistema lea los datos de sus tarjetas de embarque, resultando en un sistema simple, rápido y verde.


domingo, 13 de febrero de 2011

Skype como medio de pago para acceder a Redes Wifi

Si compras crédito de Skype para realizar llamadas a teléfonos fijos y móviles del mundo, quizás te sorprendas como yo al enterarte que también puedes utilizar ese crédito para acceder a redes Wifi que normalmente prestan servicio en lugares públicos como hoteles y aeropuertos.

Hace unos días, mientras intentaba conectarme a la red Wifi del hotel en donde me encontraba hospedado, se desplegó en la pantalla de mi notebook una ventana del servicio “Skype Access” notificándome que podría acceder al servicio de Internet, pagándolo con mi crédito de Skype.

Resulta interesante ver a Skype actuando como medio de pago para acceder a servicios Wifi de terceras partes (según anuncia la empresa, formando una red de más de 100.000 puntos de acceso alrededor del mundo), y definitivamente muy práctico para aquellos usuarios que ya confiamos en Skype, evitándonos ingresar todos nuestros datos (y los de nuestra tarjeta de crédito) en cada nuevo hotel que visitamos.